La pasada semana, con motivo del Día Internacional de la Visibidad Trans (31 de Marzo), hemos organizado dos grandes actos en torno a este tema, tan en boga debido al contexto en el que nos encontramos.

Derechos Trans = Derechos Humanos

El debate de la Ley Trans ha abierto ciertas supuestas simas que minan la opinión publica con más rumores que verdades. Derivado de esta necesidad de información fidedigna (hechos y no desinformación malintencionada) nuestra amiga y compañera Anna De Nicolás, responsable del Grupo Trans y del proyecto de Orientación Jurídica de Colors Sitges Link, impartió en directo una interesante e intensa charla que puso los puntos sobre las íes.

Entramos en detalle de algunos puntos importantes de la propuesta de ley y debatimos sobre la controversia que se ha generado en torno a supuestos puntos que han sido deliberadamente mal difundidos. Cerramos la charla con un interesante turno abierto de preguntas a las que Anna dio respuesta con gran nivel de detalle.  

Emotivo y muy íntimo discurso de Johanna en el pase del documental «Petit Fille (Una Niña)», en el Cine El Prado

Con un éxito destacable de audiencia, el pase del documental «Petit Fille (Una Niña)», Sébastien Lifshitz, en el Cine El Prado nos tuvo con el alma en vilo. Primero con el emotivo y personal discurso de nuestra amiga Johanna (propietaria del Café Teatro Chez Johanna) fuimos testigos de una historia vital de superación de barreras y obstáculos para llegar a ser quien uno es.

A continuación, «Una Niña» nos abrió una ventana al proceso vital de una familia por el bien de su hija, por que se respete su auténtico ser por encima de cualquier convención o prejuicio.

Este documental muestra la historia de Sasha, una niña trans de solo 7 años de edad, y de su familia: una madre preocupada y protectora que removerá cielo y tierra por tal de que nadie robe la infancia a su hija, un padre que defiende a su hija a capa y espada frente a la incapacidad de un sistema educativo que pone en duda lo que el asume como natural e incuestionable, y unos hermanos que siempre defenderán a Sasha, anteponiendo sus necesidades a las propias y asumiendo que sea ella quien reciba más atenciones debido a la injusticia que se cierne sobre ella. Absolutamente recomendable, con un tratamiento digno del más puro cinéma vérité.